Artículo Original

Influencia de la analgesia epidural sobre el tipo de parto en primíparas

Posted on

Influencia de la analgesia epidural sobre el tipo de parto en primíparas


Autor principal: Javier Sánchez Conde
Especialista en enfermería obstétrico-ginecológica.
Hospital Clínico Universitario de Salamanca

Coautores: Laura Sanchón Gómez, Ernesto Sánchez Carrasco, Isabel García Mulas, Sara Caamaño González, Nuria Ramos González, Samuel García Bermúdez, María Rosario Martín González.


RESUMEN

El objetivo de este trabajo consiste en analizar, retrospectivamente, la influencia de la analgesia epidural sobre el tipo de parto en gestantes primíparas.
Para ello se realizó un estudio descriptivo, transversal y observacional de los datos reflejados en el libro de registro de partos de los meses de Enero a Diciembre del año 2016 en los Hospitales de Salamanca y Ávila, con una muestra de 1454 mujeres.
Como resultado se han encontrado diferencias altamente significativas en los porcentajes de los tres tipos de partos al compararlos con el uso de analgesia epidural, haciendo evidente que se deben fomentar los métodos alternativos de alivio del dolor, que favorezcan el libre movimiento materno y disminuyan las distocias del parto.
A la hora de informar a las gestantes y ofrecerles analgesia epidural debemos de tener en cuenta que la analgesia epidural influye en el modo de finalizar el parto y que además existen variables como el peso fetal o la edad materna influyen directamente a la hora del proceso de parto y el deseo de las gestantes del uso de epidural.
Como conclusión global destacar que la implantación de la analgesia epidural de forma generalizada ha supuesto un enorme beneficio para las gestantes, sin existencia de efectos adversos considerables para el estado de salud materna o fetal, aunque su influencia sobre el tipo de parto es altamente significativa.

Palabras Clave

Analgesia Epidural; Primiparidad; Parto; Cesárea

ABSTRACT

The objective of this study is to analyze, retrospectively, the influence of epidural analgesia on the type of first birth.
A descriptive, transversal and observational study of the data recorded in the birth registration book from January to December of the year 2016 was carried out in the Hospitals of Salamanca and Avila, with a sample of 1454 women.
As a result, highly significant differences have been found in the percentages of the three types of deliveries when compared with the use of epidural analgesia, making it evident that alternative methods of pain relief should be encouraged, favoring free maternal movement and decreasing dystocia Of childbirth.
When informing pregnant women and offering them epidural analgesia, we must bear in mind that epidural analgesia influences the way of terminating labor and that variables such as fetal weight or maternal age directly influence the process of labor. Childbirth and the desire of pregnant women to use an epidural.
As a general conclusion, it should be noted that the implantation of epidural analgesia in general has been of great benefit to pregnant women, without significant adverse effects on maternal or fetal health, although their influence on the type of delivery is highly significant.

Key Words

Analgesia, Epidural; Parity; Parturition; Cesarean Section.

El parto sin dolor ha sido una esperanza para las mujeres y una pretensión para los sanitarios desde la antigüedad. A lo largo de la historia ha habido muchos métodos para evitar el dolor hasta el descubrimiento de la analgesia epidural en la segunda mitad del Siglo XX (1, 2).

La analgesia epidural es el bloqueo de la conducción de la información dolorosa obtenido mediante el empleo de anestésicos introducidos en el espacio epidural (3, 4) y aunque su uso presenta ventajas e inconvenientes, se ha impuesto mundialmente como la técnica para el alivio de este tipo de dolor obstétrico debido a su efectividad y seguridad (5, 6, 7, 8, 9) si se realiza por personal entrenado (10, 11), siempre que no haya contraindicaciones, y medie el consentimiento informado de la parturienta.

Hay que tener en cuenta que a pesar de tener una relación riesgo-beneficio favorable, no hay que olvidar que no es una técnica exenta de riesgos (12). Las medicaciones empleadas pueden entumecer a la mujer de cintura para abajo, lo que brinda alivio del dolor pero también provoca debilidad en las piernas, movilidad deficiente (bloqueo motor)  y dificultades para la madre durante el parto (13). Más recientemente, se han utilizado anestésicos locales con las epidurales en dosis bajas, combinados con un opiáceo. De esta forma, la mujer sufre un menor entumecimiento de las piernas aumentando la movilidad materna, pero los opiáceos cruzan la placenta y pueden adormecer al recién nacido (14), además de la posibilidad de aparecer zonas mal analgesiadas (15, 16).

El método de analgesia obstétrica ideal debe reducir al máximo el dolor de las contracciones permitiendo al mismo tiempo que la madre participe activamente en la experiencia de dar a luz. De igual modo, ha de tener efectos mínimos sobre el feto o la evolución del parto. Por lo que una de las grandes preguntas que motivan este estudio es la de saber si la analgesia epidural influye en el tipo de parto debido a la gran contraprestación que supone su administración, el bloqueo motor.

En referencia al tipo de parto, la mayoría de las mujeres tienen partos vaginales eutócicos, pero algunas necesitan ayuda durante el expulsivo mediante instrumentos obstétricos (fórceps, espátulas y ventosas) denominándose parto vaginal instrumental (17). Las cesáreas, incluidas en la variable “tipo de parto”, según la OMS se considera una buena práctica obstétrica cuando la tasa no supera el 15%. Actualmente, podemos afirmar que el incremento de cesáreas ha llegado a ser excesivo y, por tanto, es conveniente intentar reducir la tendencia (18).

El objetivo de este estudio consiste en analizar, retrospectivamente, la influencia de la analgesia epidural en el tipo de parto en gestantes primíparas, comparando los paritorios de los hospitales de Ávila y Salamanca del Sistema Público de Salud, durante el periodo comprendido entre Enero y Diciembre de 2016, identificando además las diferencias en el uso de analgesia epidural y los tipos de partos entre ambos hospitales.

Se realizó un estudio descriptivo, transversal y observacional de los datos reflejados en el libro de registro de partos de los meses de Enero a Diciembre del año 2016 en los centros de la red hospitalaria del servicio de Salud de Castilla y León (SACYL): Hospital Clínico Universitario de Salamanca y Hospital Nuestra Señora de Sonsoles de Ávila.

Se evaluaron las variables recogidas de los libros de partos referentes a gestantes primíparas para conseguir una muestra más homogénea y sin antecedentes de partos vaginales o cesáreas anteriores que pudiesen sesgar el estudio. Debido a los objetivos marcados, del total de variables recogidas, decidimos trabajar sólo con las variables referentes a utilización de analgesia epidural y tipo de parto. Este estudio, además de realizarse para el total de la muestra, se realizó también por separado para ambas provincias.

La información de las pacientes fue recogida y clasificada en una tabla de datos mediante soporte informático con el programa Microsoft Excel 2010. Posteriormente se introdujo en una base de datos y se analizó mediante con el programa estadístico IBM SPSS Sttistics 23.0 (SPSS, Chicago, IL).

Se calcularon estadísticos descriptivos de frecuencia de las variables cuantitativas estudiadas (media, y desviación estándar [DE]). La relación entre las variables se estableció mediante el coeficiente de correlación de Spearman y la chi cuadrado en dependencia del tipo de variable. El nivel de significación estadístico empleado fue de p < 0,05.

Se realizó un modelo de regresión logística para estimar la probabilidad de realizar cesárea a las mujeres de la muestra. La probabilidad de que ocurra un determinado evento como función de ciertas variables tiene la siguiente expresión:

Donde α, β1, β2,…, βk son parámetros del modelo.

El método para seleccionar las variables del modelo ha sido el de “introducir” en la que se van introduciendo las variables según cree conveniente el investigador. De la misma manera que se introducen se pueden extraer del modelo.

Todos los datos referentes a las participantes del estudio han sido incorporados con el consentimiento informado previo a su ingreso en las unidades de paritorio de ambos hospitales, garantizando su anonimato y confidencialidad de los datos, así como la realización del estudio conforme a las normas oficiales vigentes y de acuerdo con la Asociación Médica Mundial y la Declaración de Helsinki. Además es estudio ha sido aprobado por el Comité de Ética de Investigación pertinente.

La muestra está compuesta por 1454 mujeres primíparas con gestación a término, con una edad media de 30,8 años y desviación típica de 5,7 años.

De la información recogida un 70,8% (1030 pacientes) son de la provincia de Salamanca y un 29,2% (424 pacientes) de la provincia de Ávila, siendo la edad media de las pacientes de Salamanca de 31,0 [5,8] años y de las de Ávila de 30,5 [5,3] años. De las pacientes menores de edad, 16 de ellas son de Salamanca y 8 de Ávila.

Un 26,5% de las pacientes tienen 35 años o más, siendo estos porcentajes del 28,4% en la provincia de Salamanca y del 21,7% en la provincia de Ávila.

A continuación vamos a analizar la variable “tipo de parto” relacionándola con la variable “analgesia epidural”. El interés de esta relación radica en la influencia directa que ejerce esta variable sobre la evolución y la finalización del parto.

Se han encontrado diferencias altamente significativas (p=0,000) en los porcentajes de los tres tipos de partos al compararlos con el uso de analgesia epidural (Gráfico 1. Distribución de frecuencias de las variables Tipo de Parto y Analgesia Epidural).

Grafico 1. Distribución de frecuencias de las variables Tipo de Parto y Analgesia Epidural.

En referencia al total de gestantes, un 75% hicieron uso de analgesia epidural, de éstas un 57,4% finalizó en parto eutócico, un 22,7% en parto instrumental y un 19,9% en cesárea. En el caso del 25% restante de gestantes que no la recibieron, un 53,8% finalizó en parto eutócico, un 10,4% en parto instrumental y un 35,7% en cesárea.

En referencia al total de gestantes de la provincia de Salamanca, un 70,8% hicieron uso de analgesia epidural, de éstas un 54,6% finalizó en parto eutócico, un 25,4% en parto instrumental y un 20% en cesárea.

En el caso del 29,2% restante de gestantes que no la recibieron, un 53,2% finalizó en parto eutócico, un 10,6% en parto instrumental y un 36,2% en cesárea.

En referencia al total de gestantes de la provincia de Ávila, un 85,1% hicieron uso de analgesia epidural, de éstas un 63,2% finalizó en parto eutócico, un 17,2% en parto instrumental y un 19,7% en cesárea.

En el caso del 14,9% restante de gestantes que no la recibieron, un 57,1% finalizó en parto eutócico, un 9,5% en parto instrumental y un 33,3% en cesárea.

Las diferencias entre los porcentajes siguen siendo estadísticamente significativos para ambas provincias (p=0,000 y p=0,032 respectivamente).

Una de las cosas que salta a la vista es la elevada tasa de analgesia epidural que encontramos. Las mujeres no la eligen aleatoriamente sino que la solicitan precisamente aquellas que, en general, tienen partos más difíciles (primíparas, partos inducidos, dilataciones más lentas, con mayores requerimientos de oxitocina, etc.). Asimismo, tampoco debe olvidarse la influencia del personal que atiende a la mujer, numerosos autores coinciden con este estudio en que es probable que se recomiende analgesia epidural si se prevé un parto largo y complicado o antes de iniciar el aporte de oxitocina (19).

La influencia de la analgesia epidural sobre el parto es controvertida. En la mayoría de publicaciones al respecto se concluye que resulta complicado hacer un diseño estadístico correcto por las muchas variables que afectan al parto, entre las que el tipo de analgesia solo sería una más como el peso del recién nacido y la edad materna (20).

La aplicación de analgesia epidural durante el parto es un factor predisponente para la realización de partos instrumentales y cesáreas (21, 22, 23). Estos datos se corresponden con los resultados obtenidos en este estudio en cuanto a la predisposición del parto instrumental, no siendo así en el caso de las cesáreas (9), sin embargo la población más adecuada para investigar la asociación entre la analgesia epidural y la tasa de cesáreas es la utilizada en este trabajo, mujeres primíparas, debido a que el canal de parto en las nulíparas no ha sufrido alteraciones obstétricas previas (25).

Respecto a las cesáreas, en otros artículos fueron más frecuentes entre las parturientas con analgesia epidural, siendo llamativo dicho incremento por no progresión del parto. Esto nos pone en alerta ante una posible mayor incidencia de distocias de rotación (26, 27).

Como conclusiones finales, señalar que se han encontrado pocos metaanálisis sobre el uso de la analgesia epidural, por lo que se debe potenciar la realización de futuras investigaciones que aporten bibliografía actual sobre las variables que pueden influir en su aplicación.

Se deben fomentar los métodos alternativos de alivio del dolor, que favorezcan el libre movimiento, la deambulación, las posturas verticales, la sensación de pujo y disminuyan las distocias del parto (26, 27); y se tiene que tener en cuenta que variables como el peso fetal o la edad materna influyen directamente en el proceso de parto y el deseo de epidural.

Como conclusión global señalamos que la implantación de la analgesia epidural de forma generalizada ha supuesto un enorme beneficio para las gestantes, sin existencia de efectos adversos considerables para el estado de salud materna o fetal, aunque su influencia sobre el tipo de parto es altamente significativa.

  1. Fernández MA, Ros J, Villalonga A. Fallos en la analgesia epidural obstétrica y sus causas. Rev Esp Anestesiol Reanim. 2000; 47: 256-65.
  2. Font Quer, P. Plantas medicinales: el dioscórides renovado. Barcelona: Peninsula; 1999.
  3. Moreno R, González M, Bonet V, Usandizaga M. Analgesia epidural a demanda. Estudio de las consecuencias sobre el parto. Prog Obstetric Gynecology 2001; 44:544-51.
  4. Cortés Roman, c.: Anestesia epidural lumbar 1931-1936. Segundo debut. Rev Esp Anestesiol Reanim . 2005. 52: 159.
  5. Torres A. Más sobre la anestesia epidural obstétrica. Rev Soc Esp Dolor. 1999; 6: 403-5.
  6. Fernández-Guisasola J, Rodríguez G, Serrano ML Delgado T, García S, Gómez-Arnau JI. Analgesia epidural obstétrica: relación con diversas variables obstétricas y con la evolución del parto. Rev Esp Anestesiol Reanim. 2004; 51: 121-7.
  7. Hughes SC. Analgesia methods during labour and delivery. Can J Anaesth 1992; 39: 18–28.
  8. American College of Obstetricians and Gynecologists. Pain relief during labor. ACOG Committee Opinion No. 295. Obstet Gynecol 2004;104:213.
  9. Anim-Somuah M, Smyth R, Howell C. Analgesia epidural versus no epidural o ninguna analgesia para el trabajo de parto (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, [2008] [4]. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.bibliotecacochrane.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2008 Issue 3. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).
  10. Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, editores. Obstetricia. Vol 1. 1ª ed. Madrid: Marban; 2004.
  11. Grupo de trabajo de la Guía Clínica Analgesia del Parto. Guía Clínica Analgesia del Parto. Ministerio de Salud Santiago: MinSal 2012. http://www.supersalud.gob.cl/difusion/572/articles-3721_recurso_1.pdf
  12. Zafra J.C., Calvache J.A. Analgesia epidural para el trabajo de parto. Iatreia [Internet]. 2008 [citado  01 Mar 2016];  21 (4): 355-363. Disponible en: http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0121-07932008000400001&lng=en
  13. Leap N, Anderson T. The role of pain in normal birth and the empowerment of women. Downe S, ed. Normal childbirth. Evidence and debate. Londres: Elsevier, 2008.
  14. Simmons SW, Cyna AM, Dennis AT, Hughes D. Analgesia espinal y epidural combinadas versus analgesia epidural en el trabajo de parto (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.bibliotecacochrane.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2008 Issue 3. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).
  15. Fernandez-Guisasola, S. García de Valle, J.I. Gómez-Arnau. Técnica combinada subaracnoidea-epidural para la analgesia obstétrica. Rev Esp Anestesiol Reanim. 2000; 47:207–15.
  16. Kuczkowski, K.M., Ambulation with combined spinal-epidural labor analgesia: the technique. Acta Anaesthesiol Belg. 2004. 55(1): 29-34.
  17. Majoko Franz, Gardener Glenn. Ensayo de parto instrumental en el quirófano versus cesárea inmediata para el parto asistido anticipado dificultoso (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, [2008] [4]. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2008 Issue 3. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).
  18. Torres J.M. Parto vaginal o cesárea: el dilema persiste. Clin invest Gin Obs. 2004. 31(10): 359-61.
  19. Pascual A, Hernández-Martínez A, Pérez-Ortega A, García- Serrano I, Moreno-Cid M, Chereki M. Manejo expectante del período expulsivo frente a actitud activa en gestantes usuarias de analgesia epidural. Prog Obstet Ginecol. 2005;48: 379–87.
  20. Cheek TG, McGonigal ET. Epidural anesthesia and progress of labor. Curr Opin Anaesthesiol 1998; 11: 265-269.
  21. Garriguet J, Ruiz J, Lacal J, Gomariz MJ, Molleja P, Rodríguez MI et al. Correlación de la analgesia epidural en el aumento de la tasa de cesáreas. Clin Invest Gin Obst. 2006; 33:12–14.
  22. Ruiz FJ, Lacal JF, De Prado M, Gomáriz MJ, Rodríguez MI, Castellano FD. “Analgesia epidural y parto. Resultados obstétricos y perinatales”. Matronas profesión. 2006; 3:27-30.
  23. Rohrbach A, Viehweg B, Kühnert I, Köster A, König F. Effect of peridural analgesia on labor progress. Anaesthesiol Reanim. 2001; 26(2):39–43.
  24. Beilin Y, Friedman JR, Andres LA, Hossain S, Bodian CA. The effect of the obstetrician group and epidural analgesia on the risk for cesarean delivery in nulliparous women. Acta Anesthesiol Scand. 2000; 44: 959-964.
  25. Garriguet J, Ruiz-Peregrina J, Lacal JF, Gomáriz MJ, Rodríguez-Macías MI, Castellano D, Vílchez P, Trejo I, Ruiz-Amo P. Analgesia epidural y resultados obstétricos. Clin Invest Gin Obst. 2007; 34(2):38-45.
  26. Aceituno MT, Sánchez-Barroso MH, Segura E, Ruiz-Martínez  S, Perales V,  González-Acosta L et al. Influencia de la analgesia epidural en el parto. Clin Invest Gin Obst. 2010;37(1):27–31.
  27. Iglesias S, González T, Marcos S, Diego C. Iniciativa en el parto normal en el Complejo Asistencial Universitario de Burgos. Servicio de Ginecología y Obstetricia del Complejo Asistencial de Burgos. Burgos: Sacyl; 2010. Memoria de actividades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *