Artículo

Concienciación de la enfermería de quirófano sobre el gasto sanitario

Posted on

Concienciación de la enfermería de quirófano sobre el gasto sanitario


Daniel Silva Arriaza. Diplomado Universitario en Enfermería. Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín.

Amando Márquez Sixto. Diplomado Universitario en Enfermería. Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín.

María Palomares Fernández Gómez. Técnica en Cuidados Auxiliares de Enfermería. Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín.

Yomara Lucía Batista Guerra. Diplomada Universitaria en Logopedia. Hospital Universitario Insular de Gran Canaria.


Resumen

Objetivo: Evaluar si una intervención informativa al personal de enfermería de quirófano sobre el coste de diferentes productos sanitarios empleados en la unidad, es efectiva a la hora de crear conciencia sobre la contención del gasto sanitario en el quirófano.

Método: Se realizó una encuesta anónima a los enfermeros del Bloque Quirúrgico para valorar los conocimientos sobre el gasto sanitario de la unidad. Se analizaron los datos de la encuesta y se llevó a cabo una intervención informativa en la que se dio a conocer los datos económicos derivados del uso del material fungible más empleado en la unidad y los datos de la encuesta. Se llevaron a la práctica una serie de medidas consensuadas con el personal de enfermería.

Resultados: De la encuesta realizada previa a la intervención informativa podemos observar que el 65,7% de los encuestados manifiestan tener pocos conocimientos sobre el precio del material fungible. Más del 55% refieren que se hace un uso poco adecuado o eficiente del material. El 60.5% indica que no recibe información suficiente de cómo usar el material fungible de forma eficiente. El 86,8% de los encuestados se consideran responsables y partícipes en la contención del gasto sanitario de la unidad.

Discusión: La Enfermería de Quirófano del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín tiene escasos conocimientos sobre el coste del material fungible que emplea, esta falta de conocimientos puede repercutir negativamente en la eficiencia de la actividad quirúrgica. Se deben de desarrollar una serie de estrategias de motivación al personal para conseguir una mayor concienciación y contención del gasto sanitario. Gracias a este estudio se ha conseguido que en la unidad se hable de gestión de recursos materiales, creando conciencia tanto en el personal de enfermería como de otras categorías.

Abstract

Objective: To evaluate if an informative intervention to the nursing staff of the operating room about the cost of different health products used in the unit, is effective when raising awareness about the containment of health expenditure in the operating room.

Method: An anonymous survey was conducted to the nurses of the Surgical Block to assess the knowledge about the health expenditure of the unit. The data of the survey was analyzed and an informative intervention was carried out in which the economic data derived from the use of the fungible material most used in the unit and the data from the survey were made known. A series of consensual measures were carried out with the nursing staff.

Results: From the survey conducted prior to the informative intervention, we can observe that 65.7% of the respondents said they had little knowledge about the price of the consumables. More than 55% report that the material is used inadequately or efficiently. 60.5% indicate that they do not receive sufficient information on how to use the consumables efficiently. 86.8% of the respondents consider themselves responsible and involved in the containment of the unit’s healthcare expenditure.

Discussion: The Operating Room Nursing of the University Hospital of Gran Canaria Doctor Negrín has little knowledge about the cost of the consumable material that he uses, this lack of knowledge can negatively affect the efficiency of the surgical activity. A series of staff motivation strategies should be developed to achieve greater awareness and containment of health spending. Thanks to this study, it has been possible to talk about the management of material resources in the unit, raising awareness in the nursing staff as well as in other categories.

Debido a la actual situación económica por la que pasa nuestro país, el modelo de sanidad pública que tenemos, se ha visto mermado debido a los recortes que en materia de sanidad han ido imponiendo. Es evidente que el Bloque Quirúrgico constituye un componente nuclear del hospital alrededor del cual se organizan una buena parte de los procesos asistenciales y de soporte de todo el sistema sanitario. Pero además, es una de las áreas donde se concentran, en un punto del proceso asistencial, más recursos humanos y tecnológicos; y con la participación de un amplio número de diferentes profesionales de muchas especialidades y unidades.

El Bloque Quirúrgico tiene asignado una gran parte del presupuesto global de un hospital y el personal de enfermería tiene una representación considerable en la plantilla laboral del mismo. Es por ello que considero que la enfermería que presta sus servicios en este

tipo de unidades debe de estar concienciada sobre el gasto sanitario que se genera en las mismas, y que toda medida encaminada a contencionar el gasto sanitario por parte del personal de enfermería, es bien recibida por la gran mayoría de profesionales.

Por tanto este trabajo está enfocado a concienciar al personal de enfermería sobre el gasto sanitario dentro de Quirófano y dar pautas de actuación para poder mejorar el gasto global de la unidad, ya que una gestión eficiente puede aportar mayores beneficios.

Un sistema sanitario, es el conjunto de entidades y organizaciones sociales encargados de la producción de Servicios Sanitarios. Se denomina sanitario, a aquel servicio cuyo objetivo directo es la mejora o protección de la salud. La clasificación tradicional de los servicios sanitarios, se ha hecho en base a su financiación (1).

En líneas generales, los Sistemas Sanitarios, de los países desarrollados, han logrado con creces cubrir las expectativas sanitarias básicas de la población, como son la cobertura universal, aumento de la esperanza de vida y la disminución de la mortalidad infantil, sin embargo el aumento imparable del gasto sanitario, sobretodo en tecnología y farmacia, son a día de hoy los problemas que más preocupan a nuestros gestores, ya que, aunque el crecimiento del gasto sanitario, podría considerarse como una inversión, puesto que contribuye a la mejora del crecimiento económico y a mantener un nivel de calidad de vida adecuado para la población, surgen dudas sobre su sostenibilidad a largo plazo (2).

En España disponemos de un modelo sanitario socializado que otorga cobertura universal a todos los residentes y desplazados que requieran atención. El derecho a la protección de salud se recoge en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en nuestra legislación básica. La salud es un bien social ya que una salud adecuada permite la igualdad de oportunidades para mejorar y perseguir la propia felicidad, lo que no beneficia sólo a la persona en sí, sino también a la sociedad en su conjunto.

Uno de los argumentos más extendidos es la que la sanidad en España es barata y de gran calidad. Sin embargo es destacable que el gasto sanitario en España ha crecido muy por encima del PIB a un ritmo poco sostenible (3).

Por tanto, en las difíciles circunstancias financieras y fiscales por las que atraviesa nuestro país como consecuencia de la actual crisis económica, además de las dificultades futuras que se plantean ante el encarecimiento de la atención sanitaria (tratamientos más individualizados, cronicidad de los pacientes, nuevas líneas de tratamiento…) se hace

obligado, plantear medidas de contención y ajuste del gasto, que garanticen la sostenibilidad de nuestro preciado Sistema Sanitario. La implantación de estas medidas de restricción del gasto, no debe considerarse un problema en sí mismo, el verdadero problema, será más bien, el llevarlas a cabo a pesar del imparable crecimiento de las tecnologías sanitarias y la innovación, con una sociedad cada vez más demandante, con mayor información y mayores expectativas (4).

El producto sanitario se define según el Real Decreto 1591/200923, que regula los productos sanitarios, como: “cualquier instrumento, dispositivo, equipo, programa informático, material u otro artículo, utilizado solo o en combinación, incluidos los programas informáticos destinados por su fabricante a finalidades específicas de diagnóstico y/o terapia y que intervengan en su buen funcionamiento, destinado por el fabricante a ser utilizado en seres humanos con fines de: diagnóstico, prevención, control, tratamiento o alivio de una enfermedad; diagnóstico, control, tratamiento, alivio o compensación de una lesión o de una deficiencia; investigación, sustitución o modificación de la anatomía o de un proceso fisiológico, y regulación de la concepción. Y que no ejerza la acción principal que se desee obtener en el interior o en la superficie del cuerpo humano por medios farmacológicos, inmunológicos ni metabólicos, pero a cuya función puedan contribuir tales medios” (5).

Debería ser una prioridad en los programas de uso racional de nuestros hospitales, el llevar a cabo políticas de optimización de uso del Producto Sanitario, ya que suponen un importante porcentaje del gasto sanitario. Sin embargo, a pesar del estrecho seguimiento que se hace a la prescripción de los medicamentos, a los productos sanitarios no se les concede una especial atención y hasta el momento apenas hay descritos en la bibliografía estudios sobre la repercusión que supone este grupo. Por lo que, es necesario impulsar actividades encaminadas a alcanzar un uso racional más eficiente de estos recursos, similares a las emprendidas con los medicamentos.

Es fundamental, la implicación del profesional sanitario, en su gestión, de forma que se garantice su adecuación técnica, su eficacia y seguridad, como está contemplado en el Real Decreto 1591/2009(5), siendo, al igual que con los fármacos, una responsabilidad multidisciplinar, el llevar a cabo políticas de uso racional en los hospitales.

El objetivo general del trabajo es:

– Evaluar si una intervención informativa al personal de enfermería de quirófano sobre el coste de diferentes productos sanitarios empleados en la unidad, es efectiva a la hora de crear conciencia sobre la contención del gasto sanitario en el quirófano.

Objetivos específicos:

– Concienciar al personal sanitario de la importancia de reducir estos gastos.

– Elaborar pautas de actuación para enfermería para reducir el gasto sanitario en quirófano.

– Evaluar la adecuación de impartir formación sobre temas relacionados con la gestión de los recursos materiales que se emplean en la unidad.

El estudio se ha llevado a cabo en el Bloque Quirúrgico del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín en el periodo de tiempo desde Octubre del 2017 hasta Mayo del 2018.

El Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín es una institución pública del Servicio Canario de la Salud que tiene como misión prestar a sus pacientes una atención sanitaria especializada que satisfaga sus necesidades y expectativas.

Para ello, desarrolla un modelo de gestión basado en la calidad total y en la mejora continua, con tres ejes fundamentales: la adecuada atención a los pacientes, la optimización de su organización y funcionamiento y la contribución al progreso y bienestar de la sociedad (6).

Desde el punto de vista legal y ético, se solicitaron los permisos pertinentes tanto a la Dirección del Centro, como al Comité Ético de Investigación del hospital y Dirección Económico Administrativa.

El estudio se llevó a cabo de acuerdo a los requerimientos expresados en la Declaración de Helsinki (revisión de Seúl, octubre de 2008) así como la legislación vigente en España la orden ministerial SAS/3470/2009, relativa a la realización de estudios observacionales.

El tratamiento, la comunicación y la cesión de los datos de carácter personal de todos los sujetos participantes se ajustó a lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal.

A los participantes en el estudio se le entregó un documento escrito denominado “Hoja de información a los Participantes” con la información relevante y necesaria para que pudieran decidir la participación en el estudio. El investigador informó al candidato a participante sobre la naturaleza voluntaria de su participación y que no suponía ningún riesgo para su persona. Además, contestó a sus dudas y preguntas. El responder al cuestionario previo a la intervención (que es anónimo) llevó implícito que el participante daba su consentimiento a participar en el estudio.

Es un estudio observacional descriptivo. La muestra ha sido el personal enfermero de quirófano que cumplían con los siguientes criterios de inclusión:

– Personal de enfermería que llevara al menos 6 meses ininterrumpidos en la unidad.

– Personal interino de la unidad.

– Personal fijo de la unidad.

El tamaño de la muestra ha sido de 38 participantes que reunían los criterios antes descritos.

Pregunta de investigación: “¿Concienciar al personal de Enfermería del quirófano del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín sobre el coste de los productos sanitarios hace que se optimice su uso?” Tras la solicitud de los permisos pertinentes al Comité de Ética de la Investigación del hospital, se siguieron los siguientes pasos:

1. Se realizó una encuesta anónima a los enfermeros del Bloque Quirúrgico para valorar los conocimientos sobre el gasto sanitario de la unidad en la que se dejaba constancia del sexo, edad, años de experiencia como enfermer@, años de

experiencia de enfermer@ de quirófano, además de 8 items que más adelante se desarrollarán.

2. Análisis de los datos recogidos en la encuesta. Para el tratamiento y el análisis de los resultados, fue elaborado una base de datos para registro por medio de una planilla Excel 2010 y para realizar el análisis estadístico de los datos se empleó el programa SPSS la versión 15.

3. Intervención Informativa en la que se dio a conocer los datos económicos derivados del uso del material fungible más empleado en la unidad. Se seleccionaron cinco productos sanitarios (compresas estériles con control radiológico, guantes estériles, bateas de cartón, electrodos de monitorización y esparadrapo transparente) de los más representativos para tener una referencia por la que guiarnos en la intervención informativa. El ponente fue implicando activamente a los participantes preguntándole si sabían el coste de los productos sanitarios seleccionados, si eran conscientes del gasto global de la unidad o por ejemplo si conocían el porcentaje que suponía en cuanto al gasto sanitario, el conjunto de materiales seleccionados de referencia. Se expuso el gasto anual que suponen cada uno de ellos, basándonos en los datos económicos del año 2017, datos cedidos por la jefa del servicio de suministros del hospital. Se dio a conocer los resultados de la encuesta realizada previa a la intervención y se expusieron una serie de pautas a seguir encaminadas a concienciar sobre el gasto sanitario. Pautas extraídas de esa encuesta previa y consensuadas por el personal de enfermería, para fomentar una mayor implicación del personal de enfermería de la unidad.

4. Puesta en marcha de las medidas consensuadas con el personal de enfermería.

Entre estas pautas de actuación estaba:

– Conocer el coste del material que se emplea en quirófano. Para ello se elaboró un catálogo con los precios orientativos del material fungible más empleado y se distribuyó por cada quirófano para que tanto el personal de enfermería como cualquier

otro componente del equipo asistencial lo pudieran consultar en cualquier momento, intentando así hacer partícipe a todo el equipo asistencial.

– Etiquetar el material fungible con su precio orientativo. Se colocó en las zonas de almacenamiento de las intermedias de los quirófanos el precio de los materiales que se tomaron de referencia en la intervención informativa, para que el personal de enfermería lo viera al coger dicho material, como estrategia de concienciación.

– Realizar más intervenciones informativas con las que se profundizara en la temática tratada y en las que se incluyan, además:

a) la presentación de productos sanitarios de nueva incorporación al personal de enfermería para optimizar su empleo.

b) la valoración por parte del personal de enfermería del material fungible directamente relacionado con su labor, para implicar de forma activa a los profesionales.

De la encuesta realizada previa a la intervención informativa podemos observar que el 65,7% de los encuestados manifiestan tener pocos conocimientos sobre el precio del material fungible que emplean diariamente en la unidad.

Más del 55% refieren que se hace un uso poco adecuado o eficiente del material y el 76% de ellos consideraban que es importante hacer un uso adecuado y eficiente de dicho material fungible.

Casi el 80% de los encuestados tienen una experiencia profesional en general como Enfermeros de más de 10 años, sin embargo, los el 31.6% de los participantes tienen una experiencia profesional específica en quirófano de 5 años o menos.

Además, podemos observar que el 60.5% de los profesionales indica que no recibe información suficiente de cómo usar el material fungible de forma eficiente, considerando el 65,8 % de ellos muy útil el poder recibir formación sobre el coste y el uso eficiente del material fungible.

Se observa que el 86,8% de los encuestados se consideran responsables y partícipes en la contención del gasto sanitario de la unidad.

En la encuesta aparecía una última pregunta en la que se solicitaba al personal encuestado que enumerara alguna medida que consideraran necesarias para contencionar el gasto de material fungible en la unidad. De esta forma se intentaba hacer partícipes a los encuestados y concienciarlos sobre la importancia de contencionar el gasto sanitario y evitar desperdiciar o usar de forma inadecuada los recursos materiales de los que disponemos en la unidad. Entre estas medidas podemos destacar:

– Conocer el coste del material fungible que empleaban (39,4%)

– Abrir el material fungible que se dude si se va a emplear en el procedimiento en curso, en el momento de usarlo y siempre consensuado con el médico implicado, para así evitar abrir un material que después no se empleara (26,3%).

– Formación específica sobre el correcto uso de los diferentes materiales fungibles (18,4%)

– Dar la misma información a los médicos (7.8%)

Este trabajo surgió de la constante preocupación por buscar la eficiencia de la atención que presta la enfermería en el área quirúrgica. De la curiosidad por saber el coste del material fungible que empleamos a diario y que a veces ante el desconocimiento pormenorizamos o infravaloramos.

Además, cada vez aparecen nuevas técnicas quirúrgicas que precisan de material más sofisticado y costoso, como por ejemplo en la Cirugía Mínimamente Invasiva, que, si bien tiene numerosas ventajas para el paciente, hay que decir que el material fungible empleado es más costoso respecto al material fungible que habitualmente se emplea en la cirugía tradicional, por lo que el personal de Enfermería debe de extremar las precauciones a la hora de manipular dicho material.

Es la Enfermería la encargada de preparar todo el material necesario para realizar la intervención quirúrgica, desde la Enfermera Circul

abrir los envoltorios del material fungible, como la Enfermera Instrumentista que se encarga de manipular dicho material y entregárselo al Cirujano. Es por eso la importancia de tener conocimiento sobre el coste de los diferentes materiales fungibles que manipulamos, para así tomar conciencia sobre el gasto que genera una unidad de quirófano con el grado de especialización que conlleva.

Como hemos visto, la correcta gestión del bloque quirúrgico es esencial para el buen funcionamiento del hospital en general y para asegurar su sostenibilidad desde el punto de vista económico y financiero, debido a su alto impacto en el presupuesto.

La principal conclusión de este estudio es que la Enfermería de Quirófano del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, a pesar de lo especializada que está en la mayoría de sus funciones, tiene escasos conocimientos sobre el coste del material fungible que emplea diariamente en su actividad profesional (el 65,7% de los encuestados manifiesta tener pocos o ningún conocimiento sobre el coste del material fungible). Esta falta de conocimientos puede repercutir negativamente en la eficiencia de la actividad quirúrgica.

Además, como consecuencia de esta falta de conocimientos manifestada por el personal (el 81,55% de los encuestados manifestaba que no recibía información suficiente sobre cómo usar de forma eficiente el material fungible), se ha elaborado un plan de formación en el que se incluye desde mantener informado del material que se va incorporando al almacén de la unidad, el coste de cada producto así como el manejo más eficiente por parte de la enfermería entre otras cosas.

Con la elaboración del catálogo con los precios del material fungible más empleado, la gran mayoría de los profesionales muestran una actitud positiva y preocupada respecto a la contención del gasto sanitario. De esta forma se soluciona el problema detectado en la encuesta de la falta de información sobre el coste del material fungible.

Sin embargo, creo que se deben de desarrollar una serie de estrategias de motivación al personal para conseguir una mayor concienciación y contención del gasto sanitario. Entre ellas pienso que sería de gran importancia el marcar objetivos individuales a conseguir por cada quirófano de forma anual y unos incentivos de forma individualizada según la reducción de costes al año que genere cada quirófano.

Gracias a este estudio se ha conseguido que en la unidad se hable de gestión de recursos materiales, creando conciencia tanto en el personal de enfermería como de otras categorías. Tanto es así que entre todos se discute la pertinencia o no de emplear un material u otro según el procedimiento a realizar.

1. Cabo S, Cabo J, Iglesias JR. “Sistemas de salud y reformas sanitarias en España, Canadá y Estados Unidos. En Gestión Sanitaria Integral Pública y Privada.” Madrid: Centro de Estudios financieros; 2010. p. 31-82.

2. Eumed.net [Internet]. Martínez Coll JC (2001): “Economía de la salud. En La Economía de Mercado, virtudes e inconvenientes.” Disponible en: http://www.eumed.net/cursecon/2/salud.htm

3. Puig-Junoy, J. ¿Recortar o desinvertir?, Economía y Salud, Boletín de la AES, Diciembre 2011 nº 72. Disponible en: www.econ.upf.edu/ puig

4. Berger A. “The impact of new technologies in medicine.” BMJ. 1999 Febrero; 318: p. 346.

5. Real Decreto 1591/2005, del 16 de Octubre, por el que se regulan los Productos Sanitarios.

6. www3.gobiernodecanarias.org/sanidad/scs

7. “Libro blanco de la actividad y gestión del Bloque Quirúrgico en España.” Disponible en: www.antares-consulting.com/uploads/TPublicaciones

8. “Bloque Quirúrgico estándares y recomendaciones.” Disponible en: www.msssi.gob.es/organizacion/sns/planCalidadSNS/docs/BQ.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *